El belga Roef obtiene el alta y los médicos están pendientes de Borges

A Coruña, 23 feb (EFE).- El belga Davy Roef, portero del Deportivo, ha obtenido el alta para poder entrar en los planes de su entrenador, Gaizka Garitano, en el encuentro del próximo sábado ante el Leganés y los servicios médicos del club están pendientes ahora de la evolución del costarricense Celso Borges y decidirán este viernes si puede jugar en Butarque.

Roef se ha incorporado al grupo después de haber superado el esguince de tobillo que le impidió entrar en las últimas listas de convocados del técnico deportivista.

El portero llegó al Deportivo en el mercado invernal cedido por el Anderlecht belga, que incorporó en las mismas circunstancias al guardameta del conjunto coruñés Rubén Martínez hasta la conclusión de la presente temporada.

Roef, tercer portero del conjunto coruñés, viajó con la plantilla del Deportivo al partido ante el Eibar a finales de enero, aunque vio ese encuentro desde la grada de Ipurúa.

Después, también fue citado para el encuentro ante el Betis, que fue aplazado, y ya no pudo entrar en los planes del técnico deportivista para las siguientes citas, ante el Athletic de Bilbao y el Deportivo Alavés.

Roef podrá desplazarse este viernes a Madrid si así lo considera oportuno Garitano, que está pendiente, como los servicios médicos del club, de la evolución de Celso Borges.

El costarricense sufrió un esguince de tobillo el martes, lleva dos días fuera del grupo y este viernes se probará en la última sesión de trabajo antes del partido con el Leganés para determinar si puede entrar en la convocatoria.

Esa sesión será a puerta cerrada en el estadio de Riazor y, tras ella, el técnico comparecerá en rueda de prensa y dará a conocer la lista de convocados.