Víctor afronta el derbi "con máxima ilusión" y confirma presencia de Ceballos

Sevilla, 24 feb (EFE).- El técnico del Real Betis, Víctor Sánchez del Amo, ha afirmado que afronta el derbi del sábado ante el Sevilla con "la máxima ilusión, sin ningún temor", y como una "oportunidad" de vencer al 'eterno' rival después de varios años sin hacerlo, y ha confirmado que el medio Dani Ceballos está recuperado de su lesión.

En la rueda de prensa previa al partido, Víctor ha revelado que Dani Ceballos, una de las figuras de su equipo, ha superado el golpe que sufrió en la rodilla izquierda a principios de esta semana y está citado para el derbi porque "hoy ha entrenado con normalidad".

El entrenador del Betis ha declarado que contará con el canterano "porque la evolución del golpe ha sido muy buena" y está "demostrando su carácter y su implicación" como futbolista "fundamental" que es, aunque ha puntualizado que "todos los jugadores son importantes, aunque algunos tendrán más relevancia que otros".

El preparador madrileño ha asegurado que "los datos previos al derbi", que indican que el Betis lleva casi tres años y siete partidos sin marcarle un gol al Sevilla, le "motivan y el rival, también", ya que un duelo de rivalidad vecinal es "la exaltación de los sentimientos dentro del fútbol".

Víctor Sánchez considera el choque como "una oportunidad fantástica para volver a ganar muchos años después" y así "darle a los aficionados una alegría que llevan tiempo sin disfrutar", por lo que ha asegurado que vive la víspera con "la máxima ilusión, sin ningún temor".

El técnico bético ha admitido que "la gente" le "habla de este partido" desde que el pasado noviembre llegó al club y "por eso es especial", ya que "son tres puntos como los demás, pero tiene mucha importancia por el componente emocional", por lo que ha aseverado que jugarán "buscando el triunfo, como contra el Barcelona".

Víctor es consciente de las dificultades que atraviesa su equipo en ataque y ha precisado que esto es algo que depende "de todos los delanteros, no sólo de Rubén Castro", ya que no desea "tener dependencia de nadie", aunque está convencido de que "el gol llegará".