Bruce Arians hace oficial su retiro como entrenador en jefe de los Cardinals

Tempe (Arizona, EE.UU.), 1 ene (EFE).- El veterano entrenador en jefe Bruce Arians hizo oficial hoy en rueda de prensa su retiro de la actividad profesional tras concluir la temporada regular con los Cardinals de Arizona, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

"Ha sido una gran experiencia y voy a extrañar toda la acción del juego", declaró en una emotiva conferencia de prensa en la que no pudo contener las lágrimas. "Se acabaron las especulaciones que se han dado durante meses en las que cada uno tenía una historia y la que cuento ahora es la verdadera".

Tras cinco temporadas al frente de los Cardinals, Arians, de 65 años, se fue con una marca ganadora de 50-32-1, incluidos los partidos de la fase final, la mejor en la historia del equipo.

Desde que Arians llegó al equipo en la temporada del 2013 consiguió cambiar la cultura perdedora que había dentro de la organización por otra ganadora.

Los Cardinals bajo la dirección de Arians también llegaron a disputar el Partido de Campeonato de la Conferencia Nacional (NFC), que perdieron frente a los Panthers de Carolina.

Pero si las tres primeras temporadas fueron exitosas, las dos últimas el equipo se enfrentó a problemas que solo les permitieron ganar 15 partidos, incluida la marca de 7-8-1 de la que ahora acaba de concluir del 2017 y la de 8-8 del 2016.

Lesiones de jugadores claves como la del corredor David Johnson, en la Semana 1, y sobre todo la del mariscal de campo Carson Palmer, en la séptima, complicaron todo el esquema ofensivo de los Cardinals, en el que Arians es un experto.

Arians entrenó a algunos de los mejores pasadores de la NFL, entre los que se encuentran los nombres de Peyton Manning, Ben Roethlisberger y Andrew Luck.

Aunque también tiene críticos a su estilo, que consideran que con los Cardinals en las últimas temporada ha mostrado lentitud a la hora de diseñar un juego aéreo eficaz.

Pero Arians se retira con dos anillos de Super Bowl en su ocho temporadas con los Steelers de Pittsburgh como entrenador de alas abiertas y luego como coordinador ofensivo, puesto en el cual fue el sucesor de Ken Whisenhunt, a quien también sustituyó como entrenador en jefe en Arizona en el 2013.

También fue coordinador ofensivo de los Colts de Indianápolis en el 2012, y como entrenador en jefe interino mientras Chuck Pagano se recuperaba de su tratamiento de leucemia.

Arians tuvo marca ganadora de 9-3 y se convirtió en el primer entrenador en jefe interino en ser seleccionado Entrenador del Año, lo que le permitió que el 17 de enero de 2013, los Cardinals lo convirtieron en un novato a frente del equipo a la edad de 60 años.

Comenzó su carrera como entrenador en jefe en la NFL con marca de 10-6 en el 2013 y siguió con un 11-5 en el 2014 tras un inicio de 9-1.

Esa temporada ganó su segundo premio como Entrenador del Año y llevó a los Cardinals a conseguir marca de 13-3 y el boleto al partido por el título de la NFC en el 2015, lo que también culminó como los mejores tres años de la franquicia con 34 victorias.

Los problemas de salud tampoco estuvieron ausentes durante su gestión al frente del equipo al sufrir un ataque severo de diverticulitis y superar la extirpación de un tumor canceroso que le fue descubierto en el riñón en la temporada del 2016.