Josh McDaniels al final rechaza la oferta de Colts y sigue con Patriots

Boston (EE.UU.), 6 feb (EFE).- Horas después, que los Colts de Indianápolis habían anunciado de manera oficial el fichaje de Josh McDaniels y programada una rueda de prensa el miércoles para su presentación oficial como su nuevo entrenador en jefe, recibieron la sorpresa de su rechazo y marcha atrás a la palabra que había dado.

McDaniels, actual coordinador ofensivo de los Patriots de Nueva Inglaterra, luego de dos días de reflexión y conversaciones con su equipo, al final decidió no aceptar la oferta de los Colts.

Lo pudo hacer porque el acuerdo de principio al que había llegado fue de palabra sin haber firmado ningún contrato.

Un día después de que los Patriots perdieron el Super Bowl LII por 41-33 ante los Eagles de Filadelfia, los Colts informaron que anunciarían a McDaniels como su nuevo entrenador en jefe.

Ahora, además de dudas en la posición de entrenador en jefe, los Colts también enfrentan otras en la posición de mariscal de campo, dado que el estelar Andrew Luck no se termina de recuperar de la lesión del hombro derecho que le impidió jugar toda la pasada temporada y podría someterse a otro operación.

Mientras que con la última decisión, McDaniels seguirá al frente de la ofensiva de los Patriots, que hizo su trabajo durante el Super Bowl, y lo que les falló en los momentos decisivos fue la defensa, como se temía.

Las informaciones ofrecidas por los medios de comunicación locales señalan que en las últimas 48 horas, el dueño de los Patriots, Robert Kraft, comenzó a hablar con McDaniels y terminó por mejorar su contrato, lo que ayudó a que decidiera quedarse en Boston, donde su familia también lo quería, en lugar de irse a Indianápolis.

Las mismas fuentes también destacan que la decisión de McDaniels no fue por dinero y que siempre se mantuvo indeciso durante todo el proceso, desde que se reunió con los Colts el fin de semana de la Ronda de Comodines.

De ahí que mantuviese una segunda reunión con directivos y el dueño de los Colts, Jim Irsay.

McDaniels intentaba estar tranquilo con la idea de mudar a su familia de Nueva Inglaterra a Indianápolis y de que les había dicho a los Colts que necesitaría tiempo para evaluar la decisión y discutirla con su familia.

Mientras más reflexionó McDaniels sobre potencialmente ser el entrenador en jefe de los Colts, menos correcta parecía la situación para él y sí el quedarse con los Patriots, aunque le gustaría volver a ser entrenador en jefe, pero, en este momento, no le pareció el momento adecuado.

La intervención de la familia Kraft para hacer sentir aún más querido a McDaniels tuvo como resultado que ambas partes pudieron llegar a un acuerdo el martes por la noche que le permitirá a los Patriots retener a su coordinador ofensivo en un momento en el que perdieron a su coordinador defensivo, Matt Patricia, quien será el nuevo entrenador en jefe de los Lions de Detroit.

Además, la decisión de McDaniels podría comenzar la especulación de que, quizá, el periodo del entrenador en jefe actual, el legendario Bill Belichick, está por concluir, y en un futuro podría ocupar su puesto.

Al margen de los factores que le hicieron cambiar de opinión, los grandes perjudicados han sido los Colts, que ahora se encuentran en un serio problema, porque deben comenzar otra fase de búsqueda cuando otros equipos se les han adelantado con fichajes cerrados.

Durante su proceso de entrevistas los Colts hablaron con el excoordinador ofensivo de los Chiefs de Kansas City, Matt Nagy, quien aceptó el puesto con los Chicago Bears.

Lo mismo sucedió con el excoordinador defensivo de los Texans de Houston, Mike Vrabel, quien aceptó el trabajo al frente de los Titans de Tennessee .

Otro excoordinador defensivo de los Carolina Panthers, Steve Wilks, se fue como nuevo entrenador en jefe de los Cardinals de Arizona.

Mientras que el entrenador en jefe de la Universidad de Baylor Matt Ruhle, seguirá con el equipo del centro académico, y el excoordinador defensivo de los Seahawks de Seattle, Kris Richard, fichó por los Cowboys de Dallas para desempeñar la misma labor.