Connect with us

Major League Baseball

Acuña vuelve a pegar jonrón; Cabrera se acerca a los 1.500 partidos jugados

Houston (EE.UU.), 15 ago (EFE).- El venezolano Ronald Acuña Jr. se mantiene constante jugando con bates explosivos y esta vez acaparó los reflectores de las Grandes Ligas al conectar dos cuadrangulares para dirigir el ataque de los Bravos de Atlanta y ser el latinoamericano más destacado en la jornada de las Grandes Ligas.

Su compatriota, el parador en corto Asdrúbal Cabrera, no tuvo contacto con la bola, pero jugó su partido número 1.494 como profesional y se acercó a la marca de los 1.500 encuentros.

Acuña castigó con par de cuadrangulares, sumó su quinto juego consecutivo mandando la pelota a la calle y los Bravos vencieron 10-6 a los Marlins de Miami.

Los dos cuadrangulares permitieron a Acuña Jr. llegar a los 19 en lo que va de temporada, incluidos ocho que ha logrado en los últimos ocho partidos.

Acuña Jr. mandó la pelota a la calle en el primer episodio al cazar los envíos del abridor Trevor Richards, un bambinazo solitario, tercer partido que lo consigue al inicio del partido.

En la séptima entrada volvió a conectar de vuelta entera llevando por delante a dos corredores en circulación sobre el trabajo del relevo Adam Conley.

Su compatriota, el receptor Sandy León pegó de cuatro esquinas y los Medias Rojas de Boston vencieron a domicilio 1-2 a los Filis de Filadelfia, en duelo de interligas.

León (5) botó la pelota del campo en el tercer episodio contra los lanzamientos del relevo Nick Pivetta, sin compañeros por delante, cuando había un out en la entrada.

El parador en corto venezolano de los Filis, Cabrera, jugó su partido número 1.494 de por vida, en 11 años dentro de las Grandes Ligas.

A Cabrera le faltan sólo seis juegos más para alcanzar la marca de los 1.500 partidos jugados como profesional en las Mayores.

El antesalista dominicano José Ramírez mandó la pelota a la calle y los Indios de Cleveland vencieron a domicilio por paliza de 1-8 a los Rojos de Cincinnati, en duelo de interligas.

Ramírez (36) la botó en la sexta entrada al superar los lanzamientos del relevo Michael Lorenzen, sin compañeros en los senderos, cuando restaba sólo un out para concluir el episodio.

El abridor panameño Jaime Barría estuvo cinco entradas sobre el montículo y se acreditó la victoria de los Angelinos de Los Ángeles, que superaron a domicilio 3-7 a los Padres de San Diego, en duelo de interligas de equipos californianos.

Barría (8-5) permitió seis imparables, una carrera, dio una base por bolas y retiró a siete bateadores por la vía del ponche para acreditarse la victoria.

El panameño puso en 3,50 su promedio de efectividad luego de enfrentar a 21 bateadores con 86 lanzamientos, 55 de strike.

El abridor venezolano Germán Márquez superó sobre el montículo al estelar Justin Verlander y llevó a los Rockies de Colorado a una victoria a domicilio por 1-5 contra los Astros de Houston, que perdieron el quinto partido consecutivo.

Márquez (10-9) se acreditó su victoria número 10 en lo que va de temporada al lanzar siete episodios, aceptó tres imparables, un jonrón, dio dos bases por bolas y ponchó a siete bateadores rivales.

El antesalista dominicano Miguel Sanó conectó cuadrangular bueno para dos carreras y los Mellizos de Minnesota derrotaron 5-2 a los Piratas de Pittsburg.

Sanó (9) pegó batazo de vuelta entera en la octava entrada contra el trabajo del cerrador Richard Rodríguez, cuando había un corredor en el camino, sin outs en la entrada.

Otro abridor venezolano, Jhoulys Chacín, recetó 10 ponches a lo largo de siete entradas y los Cerveceros de Milwaukee derrotaron a domicilio por blanqueada de 0-7 a los Cachorros de Chicago en el duelo por el liderato de la División Central de la Liga Nacional.

Mientras que el bateo latinoamericano de los Cerveceros tuvo como representante al también venezolano Jesús Aguilar que se fue de 4-2 con tres carreras anotadas.

Chacín (12-4) cedió tres imparables y dio un par de bases por bolas en el duelo que protagonizó junto con el abridor colombiano José Quintana, que cargó con la derrota.

El estelar derecho venezolano tiene marca de 6-1 en sus últimas ocho salidas y está siendo clave en la rotación de los Cerveceros, que se aproximaron a dos juegos de los Cachorros, que los habían vencido en ocho de 11 enfrentamientos.

La nota negativa de la jornada la protagonizó el jardinero cubano de los Dodgers de Los Ángeles, Yasiel Puig, que junto con el receptor de los Gigantes de San Francisco, Nick Hundley, fueron expulsados después que los jugadores de ambos equipos salieron del banquillo para pelearse.

Puig golpeó su bate con frustración después de haber fallado un batazo a lanzamiento de Tony Watson, y Hundley le dijo algo al pelotero cubano de los Dodgers.

Entonces Puig dio media vuelta y caminó hacia Hundley, el receptor se puso de pie, y se pararon cara a cara y discutieron por un momento antes de que Puig empujara a Hundley dos veces.

Puig dijo que "cuando no pude responder al lanzamiento, me molesté, y Hundley me dijo que dejara de quejarme, que volviera a la caja de bateo".

Agregó que "cuando estaba frente a frente, me dijo que me alejara de él. Eso me molestó aún más".

El incidente motivó a que ambos banquillos salieron de los dugouts y bullpens.

Puig y Hundley estuvieron momentáneamente separados, pero Puig esquivó a sus compañeros de equipo, entrenadores y al piloto Dave Roberts antes de golpear a Hundley con la mano abierta sobre la máscara del receptor.

Los jugadores fueron separados de nuevo y los árbitros expulsaron tanto a Puig --la cuarta vez en su carrera-- como a Hundley.

Sonia Salazar

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS