Connect with us

Major League Baseball

Cerveceros y Bravos buscan el liderato; ganan Padres y Nacionales

Houston (EE.UU.), 17 may (EFE).- Los Cerveceros de Milwaukee y los Bravos de Atlanta se mantuvieron en el camino ganador al concluir la jornada del béisbol profesional de la Liga Nacional y cada vez están más cerca del liderato en sus respectivas divisiones.

El jardinero derecho Christian Yelich aportó un par de cuadrangulares, que le puso con 18 en lo que va de temporada, la mejor marca en las Grandes Ligas, y ayudó la labor del abridor Zach Davies en el partido que los Cerveceros ganaron por paliza de 11-3 a los Filis de Filadelfia.

El receptor cubano Yasmani Grandal y el tercera base Mike Moustakas también la desaparecieron la pelota con los Cerveceros, que hilaron su tercera victoria tras perder el primero de la serie ante los Filis, líder de la División Este de la Liga Nacional.

Davies (5-0), que siguió invicto, toleró tres carreras -una limpia- y cuatro imparables en seis entradas, a pesar que tuvo que enfrentar varias dificultades por culpa de los errores que cometió la defensa de los Cerveceros, que están a medio juego del liderato de la División Central, que ahora ocupan los Cachorros de Chicago, a pesar que perdieron por 4-2 ante los Rojos de Cincinnati.

La lluvia azotaba el parque y tornaba resbaloso el terreno. Una cuadrilla de trabajadores se aprestaba a colocar la lona en el diamante. El venezolano Eugenio Suárez sabía que ésta sería quizás la mejor oportunidad de los Rojos para tomar el control del juego y ganar una serie.

Suárez bateó un sencillo que empujó la carrera de la ventaja en el quinto episodio, y añadió otro hit productor que definieron el triunfo de los Rojos.

Chicago llegó a la serie como uno de los equipos más en forma de las mayores, tras ganar o empatar 10 series seguidas que los dejaron líderes de división.

El miércoles, los Cachorros dilapidaron la ventaja en el final del duelo y cayeron por 6-5 en 10 episodios. El jueves se les escapó en la parte baja del quinto, cuando la lluvia arreciaba.

Mientras, los Bravos, que se impusieron por paliza de 10-2 a los Cardenales de San Luis, también amenazan a los Filis en la lucha por el primer lugar de la clasificación.

El abridor colombiano Julio Teherán cubrió más de cinco entradas en blanco, mientras que Austin Riley bateó de 4-3 y produjo una carrera que ayudó a la exhibición ofensiva de los Bravos.

Riley, quien disparó un jonrón el miércoles, en su segundo turno dentro de las mayores, consiguió el jueves un doblete que estrelló la pelota contra el muro en el segundo episodio. En el tercero, bateó un sencillo que produjo una carrera.

El novato anotó dos veces y los Bravos se acreditaron su quinto triunfo en seis compromisos.

Teherán (3-4) permitió dos imparable, un sencillo del receptor puertorriqueño Yadier Molina en el comienzo del quinto episodio y otro de Paul Goldschmidt al iniciar el sexto.

El abridor colombiano ayudó a su propia causa, al producir dos carreras con un toque de sacrificio en el segundo episodio y un sencillo en el tercero.

En sus últimas tres aperturas, Teherán tiene una efectividad de 0.53. Ante los Cardinales entregó cuatro boletos y sacó cuatro ponches.

Ian Kinsler rompió el empate en la pizarra con un cuadrangular de tres carreras y los Padres se impusieron 4-2 a los Piratas de Pittsburgh.

San Diego fijó un nuevo récord en las Grandes Ligas al acumular 8.020 partidos en los que no pudieron acabar uno sin hit desde su fundación en 1969.

El dominicano Franmil Reyes también la sacó del parque ante Trevor Williams una entrada antes de que el abridor de los Piratas abandonó el montículo por molestias en el lado derecho.

Adam Frazier disparó un sencillo a la izquierda ante el zurdo Eric Lauer con dos outs en el tercer episodio y los Padres llevaron su seguidilla a territorio de récord.

San Diego es el único equipo de las mayores que nunca ha completado un partido sin admitir imparable. La anterior marca, de 8.019 encuentros desde la fundación de una franquicia, estaba en manos de los Mets de Nueva York, que cambiaron su suerte con el venezolano Johan Santana el 1 de junio de 2012.

El relevista Adam Warren (3-1) se adjudicó el triunfo luego de una labor de dos tercios, y Kirby Yates lanzó la novena entrada para su decimoséptimo salvamento, la mejor marca de las mayores.

El dominicano Richard Rodríguez (0-3) cargó con la derrota tras permitir tres indiscutibles y otras tantas carreras en un episodio.

El venezolano Gerardo Parra quebró el empate mediante un cuadrangular en la quinta entrada y Sean Doolittle logró frenar un ataque de los Mets en la novena entrada, para que los Nacionales de Washington ganasen 7-6 a los Mets.

Washington ganó dos de tres compromisos a los Mets. Se llevó su primera serie desde el periodo comprendido del 16 al 18 de abril, ante los Gigantes de San Francisco.

Parra se quedó a un triple del ciclo y su cuadrangular puso a Washington adelante por 6-4. Doolittle ponchó a Keon Broxton con las bases llenas, para preservar la diferencia.

Michael Conforto empató la pizarra por medio de un vuelacerca de tres carreras en el tercer episodio, pero se marchó por una conmoción cerebral en el quinto, luego de chocar contra el intermedista dominicano Robinson Canó, mientras perseguía un globo de Howie Kendrick por la línea del jardín derecho.

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS