Connect with us

Futbol Internacional

A la Academia le gusta poco el fútbol

Montecarlo, 28 feb (EFE).- A la Academia Laureus le gusta poco el fútbol. De otro modo no se explica que el Real Madrid no ganara este martes, en Mónaco, el premio Laureus al Mejor Equipo del Año tras firmar el mejor curso de su historia con la conquista de cinco títulos, entre ellos, su segunda Liga de Campeones consecutiva.

Si no, no se entendería que las leyendas del deporte no votaran, en 2010, al Barcelona del sextete, una gesta que ningún club ha logrado hasta ahora, para darle el premio a Brawn GP, una escudería de Fórmula Uno.

Al Madrid también le derrotó ayer un equipo de bólidos, el Mercedes AMG Petronas, al que la academia de deportistas quiso reconocerle su cuarta victoria consecutiva en el Mundial de Constructores.

Barça y Madrid suman entre ambos 9 Copas de Europa desde el 2000, año en que empezaron a entregarse los Laureus. El conjunto azulgrana ha sido nominado en 2006, 2007, 2010, 2012 y 2016. Solo lo ganó en 2012, aunque el club también recibió el Laureus al Mejor Momento del Año en 2017 por el gesto de su equipo infantil de ir a consolar a los jugadores rivales en la final de un torneo internacional.

El Real Madrid ha corrido peor suerte. Ha aspirado al premio de Mejor Equipo en 2001, 2003, 2015, 2017 y 2018, y siempre se ha ido de vacío.

Tampoco han podido inauguran su palmarés en estos premios el argentino Leo Messi y el portugués Cristiano Ronaldo. Los dos grandes dominadores del deporte rey en la era moderna, con cinco Balones de Oro cada uno, no se han llevado nunca el Laureus al Mejor Deportista del Año.

Este martes, Cristiano Ronaldo, que estaba entre los nominados por quinta vez, tampoco pudo inaugurar su palmarés en los Laureus. Messi también ha estado entre los aspirantes en cinco ocasiones, seis si se cuenta la nominación de 2006 como Deportista Revelación. Jamás se ha llevado nada.

En los Premios Laureus del Deporte Mundial de 2018 solo el fútbol ha sido reconocido con la distinción que se llevó el Chapecoense brasileño por protagonizar el Mejor Momento Deportivo del Año, el de su regreso a la competición tras el trágico accidente aéreo en el que solo sobrevivieron tres jugadores de su plantilla.

Curiosamente, este el único Laureus que no eligen las leyendas, sino que sale de los votos de los aficionados al deporte de todo el mundo.

Y es que en estos galardones, el verdadero deporte rey es el tenis. En categoría masculina, el Mejor Deportista del Año ha recaído en un tenista en nueve ocasiones.

Con el de ahora, Roger Federer ya tiene cinco -seis Laureus contando el de Mejor Regreso que también se adjudicó este martes en Montecarlo-, Novak Djokovic suma tres más y Rafa Nadal ha ganado otro, aunque también tiene en su haber el de Mejor Promesa.

El atletismo se ha llevado cuatro (los cuatro de Usaint Bolt), la Fórmula Uno, tres (dos para Michael Schumacher y uno para Sebastian Vettel), el golf, otros dos (ambos para Tiger Woods) y el ciclismo, el que ganó Lance Armstrong.

En categoría femenina, el tenis y el atletismo arrasan en los premios a la Mejor Deportista del Año, con siete distinciones para cada uno.

Con el de este martes, la tenista estadounidense Serena Williams suma cinco galardones, a los que hay que añadir los conseguidos por Jennifer Capriati y Justine Henin.

Las atletas que lo han conseguido son Yelena Isinbayeva (2), Marian Jones, Cathy Freeman, Kelly Holmes, Vivian Cheruiyot y Jessic Ennis. Las esquiadoras Janica Kostelic y Linsey Vonn, la gimnasta Simon Biles, la nadadora Missy Franklin y la golfista Annika Sörenstam, completan el palmarés.

La Academia, en cambio, sí se acuerda del fútbol cuando ha de reconocer al Mejor Equipo. Al año siguiente de Mundial o Eurocopa que recaiga el trofeo en la selección de turno se ha convertido en un clásico.

La selección francesa ganó el Laureus en 2001, la brasileña en 2003, la griega en 2005, la italiana en 2007, la española en 2011 y la alemana en 2015.

Sin embargo, solo tres clubes de fútbol han conseguido ese reconocimiento como Mejor Equipo: el Manchester United en 2000, el Barcelona en 2012 y el Bayern de Múnic en 2014.

Ni rastro de sus cracks en los premios individuales. Los futbolistas, en los Laureus, siempre disparan al poste.

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS