Connect with us

Futbol Internacional

Borja Fernández cree que Policía intentó "forzar la máquina" con su detención

Redacción deportes, 19 Jun (EFE).- El excapitán del Real Valladolid, Borja Fernández, investigado judicialmente como posible autor de un delito de corrupción en el deporte y como presunto "cooperador necesario" en un delito de estafa en el marco de la operación Oikos, insiste en su inocencia, y achaca su detención a que la Policía intentó "forzar la máquina".

"Me han dado varias teorías de las que prefiero no hablar porque es un momento delicado. Me siento mal porque están metiendo a una persona en el medio que soy yo. Sabía que no había nada en mi contra, por eso me ha venido muy bien el levantamiento del secreto sumarial", señala el exfutbolista.

En una entrevista a La Voz de Galicia, el exjugador del Real Madrid, Deportivo de La Coruña y Getafe, entre otros clubes, cree que el único motivo por el que lo han detenido es "tomarse un café" con Raúl Bravo, con el que compartió vestuario en el Real Madrid en la temporada 2001-02 y al que los investigadores consideran uno de los presuntos 'cabecillas' de la trama de apuestas.

"Me dicen que estoy implicado en el amaño de un partido, pero en el sumario no se dice nada. Es todo falso", puntualiza el centrocampista gallego, para quien es "falso" que varios jugadores del Valladolid estuviesen "comprados" para dejarse perder contra el Valencia en la última jornada y él recibiera cincuenta mil euros por esa operación.

"No digo que no sea cierto que lo diga el juez, sino que es una interpretación que hace de una conversación en la que se refiere al partido del Getafe", opinó.

El excapitán del Valladolid dice "poner la mano en el fuego" por sus compañeros en el equipo vallisoletano, y confiesa que se llevaría "una gran decepción" si se terminara confirmando la implicación de algunos de ellos.

"Si fuera en algún otro vestuario que he tenido, no digo que pudieran hacer algo así, que no, pero quizás sí que no pondría la mano en el fuego por todo el mundo. Sí por algunos jugadores, pero en este caso por toda la plantilla", afirma Borja Fernández, quien reconoce haberse reunido dos veces con Raúl Bravo.

"Pero con Carlos -Aranda, el otro al que se le atribuye el papel de "cabecilla"- hacía muchos años que no coincidía. La última vez creo que fue cuando yo militaba en el Deportivo (temporada 2011-12), que nos enfrentamos en un partido", explica.

Insiste en que Raúl Bravo "nunca" le ofreció amañar un partido, "como me conoce sabe que nunca aceptaría", y negó que a lo largo de su carrera deportiva haya visto algún amaño o un "pacto de caballeros" como dijo existir el deportivista Íñigo López, otro de los implicados en la trama.

"En mi vida solo he apostado una vez en la India, en una carrera de caballos. A nivel de fútbol, nunca. A la quiniela jugué cuando estaba en el Deportivo. Poníamos diez euros a la semana cada futbolista. Aunque nunca me motivó el tema, admito que me parece una chorrada que no se pueda jugar a la quiniela", concluyó Borja Fernández.

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS