Connect with us

Futbol Internacional

El Espanyol enciende las alarmas por su mal inicio de curso

Barcelona, 23 sep (EFE).- La afición del Espanyol despidió al equipo con silbidos después de la derrota contra la Real Sociedad (1-3), provocada por una mala primera parte, que deja al club blanquiazul en los puestos de descenso con cuatro puntos de quince posibles.

El inicio del cuadro catalán ha encendido las alarmas. Los resultados no llegan (una victoria, un empate y tres derrotas) y el rendimiento es mejorable. De hecho, el conjunto blanquiazul ha encajado nueve dianas (el peor junto a Betis y Barcelona) y es de los menos goleadores de la categoría, con tres tantos a favor.

Al margen de las cifras, las sensaciones tampoco son buenas. Los arranques del Espanyol en los partidos son mejorables y el juego es impreciso. Falta pegada arriba, seguridad defensiva y criterio con el balón. El cansancio por la participación en la fase previa de la Liga Europa ya no es excusa, tal como dijo el entrenador.

Desde los despachos, el discurso de los dirigentes al principio de temporada mantenía que la plantilla era equilibrada y competitiva. Incluso después de la marcha de pilares básicos como el delantero Borja Iglesias, que marcó 20 goles el curso anterior, y el central Mario Hermoso, internacional absoluto con España.

El vestuario, por su parte, ha reconocido que debe cambiar por completo esta dinámica cuanto antes. Los futbolistas son muy autocríticos y confiesan que están cometiendo errores imperdonables, además de necesitar una mejor actitud y una mayor entrega para competir en Primera.

El entrenador, David Gallego, se ha mostrado tranquilo después de la derrota contra la Real Sociedad. El técnico está convencido de que el equipo será regular e ilusionará a la afición blanquiazul. De todos modos, también ha expresado públicamente que debe dar con la tecla para mejorar las malas primeras partes de su conjunto.

A día de hoy, de puertas hacia fuera, en los despachos del RCDE Stadium no se plantean un relevo en el banquillo. En cualquier caso, el Espanyol afronta dos partidos más antes de finalizar el mes de septiembre: el jueves contra el Celta, en Balaídos, y el domingo en casa frente al Valladolid. Pueden marcar el guión.

Finalmente, la afición está viendo cómo de un proyecto que hizo soñar con una histórica clasificación europea se ha pasado a uno que, hasta ahora, ha dejado más sombras que luces. La era David Gallego arrancó con ilusión, pero en cinco jornadas de LaLiga el escenario ha rebajado las buenas sensaciones.

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS