Connect with us

Futbol Internacional

El guante de seda supera al 'panzer'

Madrid, 1 mar (EFE).- De los once futbolistas alemanes que han pasado por el Real Madrid a lo largo de su historia, muchos han dejado huella por un carácter especial y su mentalidad ganadora. De Paul Breitner a Bodo Illgner, pasando por Bernd Schuster. Por número de partidos hay dos casos especiales. Toni Kroos, el guante de seda, supera el registro de 'panzer' Uli Stielike.

Jugadores como Stielike marcaron un patrón de futbolista que adora el Santiago Bernabéu. Esos que no negocian esfuerzos, que dan todo lo que tienen por cada balón, ejemplos de casta. En su caso, primero de centrocampista y posteriormente dando unos pasos atrás para jugar de líbero, destacó en sus ocho temporadas en el Real Madrid su colocación. Una especial intuición para leer el fútbol. Un imán que se empleaba siempre con contundencia.

Eran tiempos donde el esfuerzo no se negociaba y jugadores del carácter de Goyo Benito, José Antonio Camacho o Juan Gómez 'Juanito' marcaban el camino a seguir por el resto. Cuenta la leyenda que el mismo presidente, Santiago Bernabéu, viajó a Alemania a por un futbolista del Borussia Mönchengladbach, Herbert Wimmer, y una vez allí cambió de opinión al ver jugar a Stielike.

Llegó a marcar 50 goles y a ganar siete títulos en un fútbol de otra época, cuando el Real Madrid vencía una Copa de la UEFA y la Copa de Europa representaba palabras mayores. La competición en la que deja un legado eterno Kroos, pieza clave del equipo que conquistó tres 'Champions' consecutivas en un hito del torneo.

Integra junto al brasileño Casemiro y el croata Luka Modric un centro del campo de leyenda. Reparten figuras y conectan a la perfección. Sin egos. El equilibrio del Real Madrid pasa por la 'Case', las coberturas y la destrucción de juego. El inicio de jugada que alcanza el más alto grado de fiabilidad con Kroos. El mismo acierto en el pase en corto que los cambios de orientación marca de la casa. Y la magia de Modric, un especialista en romper líneas enemigas y encontrar amigos entre espacios.

Kroos se convirtió este lunes ante la Real Sociedad en el futbolista alemán con más partidos en el Real Madrid, superando a Stielike y alcanzando 309 encuentros. Desde su llegada, en el verano de 2014, fue importante. Se adaptó con rapidez. Llegaba con galones. Se cansó de ganar en el Bayern Múnich y su carrera le pidió nuevos desafíos. Florentino Pérez fichaba un mariscal y su rendimiento ha sido superlativo.

Apenas pagó el Real Madrid 25 millones de euros por un jugador que ya ha ganado catorce títulos: tres Ligas de Campeones, dos Ligas, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa y dos Supercopas de España. Ha marcado 21 goles con un golpeo en muchos de ellos peculiar, como si de un pase a la red se tratase por la sutileza que tiene en un guante de seda en su pie derecho con el que no para de asistir. Hasta 68 pases de gol.

En el fútbol de pandemia ha dado un paso al frente, referente de un equipo castigado por las bajas que dependió de su liderazgo. Es el máximo asistente del equipo y su rendimiento invita a atisbar un lejano final de carrera. Tiene 31 años y un contrato firmado con el Real Madrid hasta el 30 de junio de 2023. Sueña con acabar de blanco y tiene tiempo para seguir escalando posiciones en la clasificación de extranjeros con más partidos en la historia del club tras irrumpir entre los diez primeros.

Roberto Morales

Publicidad
Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS