Connect with us

Futbol Internacional

El Sadar: un fortín clave en el presente y futuro de Osasuna

Pamplona, 10 jun (EFE).- Osasuna, campeón de LaLiga 123, asumirá la próxima campaña el reto de asentarse en Primera División, un objetivo que, en gran medida, pasará por repetir la fortaleza exhibida este curso en su estadio, El Sadar, en el que ha permanecido invicto y ha cosechado 2 empates y 19 victorias, 17 de ellas de forma consecutiva.

Estos resultados y los escasos goles encajados en su campo -un total de 7- le han servido para coronarse como mejor equipo local de la historia de Segunda División y que, en este curso, ningún conjunto de LaLiga Santander ni LaLiga 123 ha registrado.

Afrontar los partidos en el 'modo Sadar' ha sido una de las expresiones proclamadas por el técnico del conjunto 'rojillo', Jagoba Arrasate, y el vestuario, y que ha valido para remontar en el estadio navarro en cuatro ocasiones el marcador ante el Málaga, el Alcorcón, el Cádiz y el Deportivo, respectivamente.

El feudo navarro, que en el 2017 cumplió su 50 aniversario, ha registrado, además, una notable afluencia, ya que en seis partidos ha superado la cifra de los 16.000 espectadores en un estadio con capacidad para 18.375.

Osasuna, con la vista puesta en su centenario, que se celebrará en otoño de 2020, impulsó esta temporada un proceso de reforma de su 'feudo', que fue elegido por sus socios, y cuya obras comenzarán, de forma previsible, a finales de este mes.

Los resultados logrados en El Sadar y hacer de una buena plantilla un buen equipo son las claves que, a juicio de Arrasate, han llevado al cuadro navarro a firmar su octavo ascenso.

Un vestuario, el 'rojillo', formado por canteranos y veteranos en las lides de Osasuna y fichajes que, además de aportar calidad y goles, han encajado en la filosofía del club.

De esta manera, la dirección deportiva tiene ahora el reto de suplir la baja segura del lateral izquierdo Carlos Clerc, que militará la próxima campaña en el Levante. El catalán ha sido un fijo en el once del de Berriatua hasta el punto de ser el futbolista que más partidos ha disputado de la plantilla, un total de 40.

Además, desde el club se espera despejar la incógnita sobre el futuro de Rubén García, que con 14 asistencias de gol y 7 tantos anotados esta campaña, se entiende que sería uno de los jugadores claves para cimentar el bloque 'rojillo' de cara al próximo curso.

La misma incertidumbre se cierne sobre el extremo Rober Ibáñez, que se incorporó a Osasuna en el mercado de invierno, cedido por el Getafe hasta final de esta campaña.

El futbolista ha destacado por su calidad, velocidad y gol y, por tanto, para el club navarro sería muy importante encarar la próxima campaña con el jugador en sus filas.

En cualquier caso, el encargado de liderar el nuevo ciclo deportivo será Jagoba Arrasate, a quien el club renovó el pasado mes de marzo, para una temporada más, hasta 2020, al cumplir, entre otras cuestiones, uno de los objetivos prioritarios para la junta directiva: recuperar la conexión con la afición.

De la misma forma, el club renovó en enero de este año su vinculación con el director deportivo, Braulio Vázquez, hasta 2021, con la idea de dar una estabilidad y solidez al proyecto deportivo de Osasuna.

La idea, compartida por ambos, es acertar de pleno con las nuevas incorporaciones, debido, en gran medida, a la diferencia en los salarios de los futbolistas de LaLiga 123 y LaLiga Santander.

Katrin Pereda

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS