Connect with us

Futbol Internacional

La Gobernación de Río de Janeiro rescinde el contrato de la concesión del Maracaná

Río de Janeiro, 18 mar (EFE).- La Gobernación del estado brasileño de Río de Janeiro anunció este lunes la rescisión unilateral del contrato por el que le concedió en 2013 y por 35 años la gestión del famoso estadio Maracaná, el mayor "templo" del fútbol de Brasil, a un consorcio liderado por la constructora Odebrecht.

La rescisión fue anunciada este lunes en una rueda de prensa por el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, que alegó que la concesionaria dejó de cumplir parte de sus compromisos, incluyendo el pago de los respectivos derechos para explotar el estadio.

Según Witzel, el consorcio que administraba el Maracaná, que ha sido palco de las finales de dos mundiales de fútbol, tiene una deuda de 38 millones de reales (unos 10 millones de dólares) con la Gobernación de Río de Janeiro por cuotas que dejó de pagar desde mayo de 2017.

El gobernador agregó que estableció un plazo de 30 días, hasta el 19 de abril, para que el consorcio abandone el complejo deportivo del Maracaná, que incluye el gimnasio Maracanazinho y una pista de atletismo, y entregue las instalaciones en el estado en que las recibió.

"Estamos retomando el Maracaná sin cualquier perjuicio para los partidos de fútbol ya programados ni para los clubes que utilizan el estadio", afirmó el gobernador en referencia a los contratos que el consorcio del Maracaná tiene con los clubes Flamengo y Fluminense, lo que más lo usan por no contar con estadios propios.

Agregó que los partidos de la Copa América ya programados en el Maracaná tampoco se verán afectados.

Además de albergar la final de la Copa América el 7 de julio próximo, el estadio de Río de Janeiro será escenario de otros cuatro partidos de la competición: Paraguay-Catar (16 de junio), Bolivia-Perú (18 de junio) y Chile-Uruguay (24 de junio) por la fase de grupos y uno de los compromisos por cuartos de final el 28 de junio.

"No hay ningún problema. Ya conversamos con el presidente de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) y estoy en contacto con él. Nada se verá afectado. El estadio tiene una renta que será administrada por la Gobernación en asociación con los clubes", aseguró.

El gobernador aseguró que los propios clubes habían pedido una intervención para retirarle la concesión a un consorcio que no mantiene el estadio en las mejores condiciones y agregó, en una referencia a Odebrecht, que no es posible que el Maracaná esté en las manos de una empresa condenada por corrupción.

"En los próximos 30 días realizaremos una intervención en el Maracaná con la ayuda de una comisión que crearemos con la ayuda de los propios clubes y que nos permitirá retomar la gestión sin afectar el uso del estadio", agregó.

Según Witzel, el estadio volverá a ser gestionado por la Gobernación hasta la elaboración de un nuevo concurso para ofrecerle la concesión a la iniciativa privada.

Con capacidad para 78.838 espectadores, el Maracaná es un símbolo en la historia del fútbol, sede del Mundial de 1950 en el que se produjo 'el Maracanazo', del milésimo gol de Pelé en 1969 y de la final del Mundial Brasil 2014.

Además de albergar los Juegos Panamericanos de 2007 y la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, el estadio carioca también ha acogido conciertos de reconocidos artistas como Frank Sinatra, Madonna, Paul McCartney y The Rolling Stones.

Construido en 1950, el Maracaná nació con unas dimensiones colosales y cuadruplicaba en capacidad al resto de estadios de Río. Pese a que sucesivas reformas redujeron su capacidad, en Brasil sigue siendo conocido como "el mayor del mundo", a pesar de que hace años perdió ese título.

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS