Connect with us

Futbol Internacional

La victoria como principal escenario

Le Havre (Francia), 15 jun (EFE).- Recién consumada la derrota (1-0) ante Alemania, el seleccionador español Jorge Vilda dio por comenzado el proceso de curación. Fijó la recuperación anímica del equipo en un plazo aproximado de 48 horas.

No determinó exactamente el técnico madrileño cuánto tiempo necesitarían las internacionales para despojarse de la sensación de fastidio, pero las futbolistas parecen haber reencontrado ya el aliento para medirse con la selección de China, en el cierre del Grupo B. El avance de la Roja en el Mundial de Francia depende del resultado del encuentro de este lunes en Le Havre (18:00 horas).

El conjunto español tiene ante sí cuatro posibles escenarios.

Los menos improbables son su clasificación como primero de grupo o su eliminación; en ambos casos, se debería producir la derrota de la selección germana ante la de Sudáfrica.

Más factible parece que el duelo entre las españolas y las chinas defina la segunda y la tercera posiciones del Grupo B. El segundo clasificado, al igual que el primero, accederá de manera directa a la primera ronda eliminatoria, los octavos de final.

El tercero deberá esperar hasta saberse uno de los cuatro mejores terceros. Son los únicos que progresarán en el torneo.

"Está claro que esos datos los vamos a tener que manejar. Son datos que sabes antes de empezar el partido, pero para estar en octavos vamos a tener que ganar ese partido. Ganando ese partido sabes que estás ahí, dependes de ti mismo", expuso Jorge Vilda tras el tropiezo ante la selección de Alemania en Valenciennes.

Los mensajes de las jugadoras en los últimos días han ido por ahí, pese a conocer que ser segundas implicará presumiblemente cruzarse con la escuadra de Estados Unidos, si la defensora del título termina como líder de su grupo.

"El partido del lunes es único, quizás nos podemos quedar fuera. Tenemos que afrontarlo con todas las ganas posibles, dejarlo todo en el campo porque es a vida o muerte. Solo vale ganar, bueno, empatar también. Pero vamos a ir a ganar", reiteró Aitana Bonmatí.

La centrocampista del Barcelona reconoció que "todos y todas" en la delegación española han "hecho cálculos". "Pero al final tenemos claro lo que queremos. Queremos ganar, estar en octavos y no especular porque cuando especulas te puedes llevar una buen hostia. Saldremos a ganar para entrar en octavos como merecemos", dijo.

De un "objetivo vital", pensando en adentrarse en la siguiente fase, habló Nahikari García. "Es lo único que tenemos en la cabeza", sostuvo la delantera de la Real Sociedad.

"Nuestra cabeza tiene que estar en el partido contra China, en vernos en octavos y luego pasará lo que tenga que pasar. Cuando haces cábalas, te equivocas. Tenemos que estar centradas en lo que nos viene el lunes. Va a ser un partido complicado, tenemos que sacarlo sí o sí y a partir de ahí veremos", insistió.

Mapi León y Mariona Caldentey lanzaron un mensaje similar en sus respectivas comparecencias ante los medios.

"No hemos pensado en ser terceras", señaló la central aragonesa.

En el vestuario de La Roja, el camino hacia los octavos de final parece escrito. "Salir a ganar los tres puntos y a pasar de fase", cerró Caldentey.

Lucía Santiago

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS