Connect with us

Más Deportes

Fernando Alonso y McLaren Indy fracasan en su segundo intento en el Indy 500

Redacción Deportes, 19 may (EFE).- El segundo intento de Fernando Alonso para hacerse con las 500 Millas de Indianápolis se saldó hoy con un absoluto fracaso cuando fue incapaz de clasificar su McLaren Indy para la carrera que se disputará el próximo domingo.

Alonso, que durante toda la semana tuvo problemas con el vehículo preparado por McLaren Indy, fue incapaz de situarse entre los tres primeros que disputaron hoy el llamado "Last Row Shootout", la repesca para los seis pilotos que ayer, sábado, se quedaron fuera de los 30 primeros.

Alonso, con el McLaren Indy número 66, fue el cuarto al completar cuatro vueltas al Motor Speedway de Indianápolis a una velocidad promedio 365,469 kilómetros a la hora.

El estadounidense Kyle Kaiser superó al piloto español y se hizo con la tercera plaza rodando a 365,920 kilómetros por hora en las cuatro vueltas clasificatorias.

Kaiser estuvo acompañado por el estadounidense Sage Karam, con una velocidad promedio de 366,512 kilómetros a la hora en sus cuatro giros, y el canadiense James Hinchcliffe, con 366,195 kilómetros por hora.

Tras derrotar a Alonso, Kaiser declaró que "no creo que puedo hacerme a la idea de lo que acabo de hacer".

El periodista local Gregg Doyel señaló que coincidió en el ascensor con Alonso y su equipo y que el ambiente era tenso.

"Estaba en el ascensor con Fernando Alonso y su equipo minutos después de quedar fuera de las 500 Millas de Indianápolis 2019. No está contento y no me refiero sólo con quedar fuera. Ha tenido problemas con cómo todo se ha producido", explicó en su cuenta de Twitter.

McLaren Indy señaló en un mensaje en su cuenta de Twitter que "estamos tremendamente decepcionados por no acceder al próximo Indy 500. Ha sido una semana difícil para el equipo. Sentimos que nuestros seguidores no tuviesen la oportunidad de animarnos en el Brickyard pero gracias a todos por su apoyo".

La eliminación de McLaren Indy y Alonso de la 103 edición de las 500 Millas de Indianápolis culmina una semana de desaciertos y se produce a pesar de que el equipo británico recurrió en la noche del sábado al rival Andretti Autosport para cambiar la configuración del monoplaza del bicampeón del mundial de Fórmula 1.

Los cambios no solo no ayudaron sino que parecieron empeorar el monoplaza que durante toda la semana ha mostrado señales de tener problemas de estabilidad.

Alonso probó la configuración proporcionada por Andretti Autosport en la práctica de hoy poco antes del inicio de la eliminatoria por los últimos tres puestos de la parrilla.

Para decepción de McLaren Indy y Alonso, el número 66 fue el último de los vehículos participantes con una velocidad media en su mejor vuelta de 354,070 kilómetros por hora, muy lejos de los 365,681 kilómetros por hora que el bicampeón del mundial de Fórmula 1 consiguió el sábado.

En su cuenta de Twitter, Alonso reconoció que pese a todos los esfuerzos, su monoplaza no ha sido lo suficientemente rápido.

"Una semana difícil, sin duda. Hemos intentado todo, incluso hoy con una configuración y planteamiento totalmente diferentes, 4 vueltas pisando a fondo pero no fuimos lo suficientemente rápidos", dijo Alonso tras su eliminación.

"Nunca es fácil rodar aquí a más de 365 kilómetros por hora y querer más velocidad. Hemos intentado todo y hemos sido valientes en algunos momentos pero otra gente hizo mejor trabajo que nosotros", continuó el piloto asturiano.

"Éxito o decepción sólo se producen si aceptas grandes desafíos. Nosotros lo aceptamos. Gracias por el gran apoyo que tuvimos siempre aquí y todos en casa. Ahora total concentración en el próximo objetivo", terminó señalando.

Aunque la eliminación de Alonso es inesperada, especialmente por la excepcional actuación que tuvo en 2017 durante su primera participación en la carrera, los problemas han acosado desde un principio al equipo McLaren Indy.

En abril, el vehículo ya sufrió problemas eléctricos durante la primera toma de contacto con el circuito. Las dificultades se volvieron a repetir el martes, el primer día de entrenamientos oficiales. Problemas con el alternador forzaron que el número 66 permaneciese en el garaje durante la sesión de la tarde.

El miércoles, al final de la sesión de la mañana, Alonso se estrelló contra las barreras del circuito y aunque el equipo señaló inicialmente que volvería a la pista a última hora de ese día o el jueves, el equipo no pudo reconstruir el monoplaza hasta el viernes.

Incluso hoy, McLaren Indy tuvo problemas para tener listo el vehículo de Alonso: el equipo se presentó a la práctica de la mañana 10 minutos después del inicio.

Julio César Rivas

Clic aquí para comentar

    Deja tu comentario

    Publicidad
    Publicidad

    Te puede gustar

    Publicidad

    Más noticias en COS